¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto
  • Ene 1, 2009

Los antioxidantes y la salud

Antioxidantes / granadaLos antioxidantes (limpiadores de radicales libres) son un grupo de sustancias existentes en ciertos alimentos (vitaminas, minerales colorantes naturales y otros compuestos vegetales) y en enzimas que se encuentran en nuestro organismo e intervienen en multitud de procesos metabólicos (superóxido dismutasa, catalasa, glutation, coenzima Q10, etc) que neutralizan el daño que los radicales libres pueden causar en nuestro organismo.

Los antioxidantes se encuentran en los alimentos que comemos y los suplementos que tomamos. Los antioxidantes pueden prevenir cientos de enfermedades. No hay dos antioxidantes exactamente iguales, cada uno actúa específicamente en diferentes tejidos del cuerpo. Así mismo, hay antioxidantes más poderosos, es decir que tiene un valor ORAC (Capacidad de Absorción de Radicales de Oxígeno) diferente.

Los radicales libres son los responsables de los procesos de envejecimiento, degeneración y muerte celular. Los radicales libres se liberan en los procesos metabólicos naturales de nuestro organismo, son moléculas que pierden un electrón y viajan por nuestro organismo reaccionando con otras moléculas y “robándoles” el electrón que les falta, convirtiendo así a esta en otro radical libre. La capacidad de reaccionar los radicales libres con cualquier molécula es muy alta, provocando un gran daño en las membranas celulares.

Los radicales libres no son malos en sí, nuestro cuerpo los crea en cantidades muy bajas, para combatir frente a agentes patógenos como bacterias y virus, y se pueden neutralizar mediante enzimas (catalasa, superóxido dismutasa, etc) en nuestro organismo. Estas reacciones son necesarias en nuestro cuerpo y para nuestra salud.

¿Qué es el Estrés Oxidativo?

El problema viene cuando la cantidad de radicales libres en nuestro organismo es mayor de lo que nuestras enzimas antioxidantes pueden neutralizar, con la edad la concentración de estas enzimas desaparece. 

Si a esto le sumamos agentes externos que incrementan las reacciones oxidativas en nuestro organismo –contaminacion química, humos de combustión, radiaciones solares, estrés, etc—el volumen de radicales libres de nuestro organismo se dispara.  Y además debemos recordar que nuestra dieta ha evolucionado a una dieta pobre en sustancias antioxidantes de origen vegetal. 

¿Por qué son perjudiciales para nuestras células los radicales libres?

Nuestras membranas celulares son estructuras flexibles gracias a su composición en ácidos grasos poliinsaturados, del tipo omega-3 y omega-6, sustancias muy inestables que se oxidan fácilmente por los radicales libres. Una vez alterada la membrana celular pueden atacar a cualquier parte interna del citoplasma, e incluso el ADN (esto provoca un incremento de la aparición de células tumorales). 

¿Los Radicales Libres atacan cualquier órgano por igual?

El poder oxidativo de los radicales libres les hace poder atacar indistintamente cualquier órgano, aunque tenemos algunos más sensibles como el sistema nervioso, cardiovascular, articulaciones, piel y vista. 

En el caso del cerebro, una parte importante de su estructura está basada en ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga. Los radicales libres pueden oxidar estos ácidos grasos, y se pueden desarrollar enfermedades como el Alzheimer y la Demencia Senil. Esto mismo ocurre con la retina, compuesta por gran catidad de ácidos grasos omega-3.

En el caso de nuestro sistema cardiovascular, el riesgo de los radicales libres, es la acción negativa que ejercen en la creación del ateroma. El ateroma se deposita sobre las paredes arteriales cuando existe una lesión en ellas, y estas lesiones se producen por la oxidación del colesterol LDL (de baja densidad). 

Los procesos oxidativos en el colágeno y la elastina hace que nuestras articulaciones sufran desgastes, artrosis. Así mismo este colágeno es el responsable de la tersura de la piel, en caso de su oxidación aparecen los signos del envejecimiento. 

Algunas plantas / frutos con propiedades antioxidantes:

El Mangostino  

El mangostino (Garcinia mangostana) es una árbol tropical del este asiático, su fruto se suele consumir fresco y es muy apreciado por su sabor, sus semillas las consumen hervidas o tostadas. 

La medicina tradicional lo usa como antibacteriano y antipirético, pero su pulpa y sobre todo la corteza del fruto contiene ácido hidroxicítrico (HCA) que actúa como inhibido de la lipogénesis y por tanto previene el exceso de colesterol. También, al estimular los glucoreceptores hepáticos, puede tener un efecto saciante y tener un efecto positivo en casos de sobrepeso y obesidad.

La granada

El ácido elágico es un polifenol con efecto protector sobre inflamaciones crónicas, hipercolesterolemias, antiradicales libres (peróxidos y superóxidos) e incluso en caso de mutaciones. Este ácido se encuentra en la composición de la granada.

El extracto del zumo del fruto de la granada aporta además fitoestrógenos, polifenoles y minerales (potasio, zinc), que le aportan efectos importantes en la reducción de los niveles de presión arteria, en la reducción del colesterol LDL y preventivo en la formación del ateroma. Las semillas de la granada contienen entre sus principios activos fitoestrógenos, once tipos de ácidos grasos (linoléico, oléico, linolénico, eicosanoico, araquidónico, palmítico, etc) y minerales (magnesio y hierro). Esta composición hace que tenga efectos antioxidantes muy potentes y un aporte estrogénico.

El Goji 

El Goji (Lycium barbarum) es una pequeña baya rojiza, originaria de Asia y del Himalaya. La Medicina Tradicional China la utiliza desde hace miles de años por los grandes beneficios que aporta a la salud. En el extracto del goji se han aislado 19 aminoácidos, vitamina C, complejos de vitaminas B, vitamina E (raramente encontrada en frutas), acidos grasos esenciales, hasta 21 trazas de minerales (incluyendo el germanio, raramente encontrado en los alimentos) y carotenoides antioxidantes. 

Los beneficios que aportan las bayas de goji son: refuerzan el sistema inmunitario, ayudan a mantener una adecuada salud ocular al contener una gran fuente de carotenoides, más incluso que la luteína, es un buen energizante, protector hepático y facilitan la función renal.

El Açai

El Açai (Euterpe oleracea) es un fruto originario de la selva amazónica en la zona de Brasil, conocido como el “árbol de la vida”, y tradicionalmente lo utilizan por atribuirle un gran poder energizante, astringente y depurativo sanguíneo. Las tribus indígenas lo consumen en zumo o bien el fruto completo mezclado con harina o azúcar, y su madera es muy utilizada en la construcción.

Este super fruto amazónico continen de forma natural polifenoles antioxidantes, vitaminas B1, B2, C y E, ácidos grasos esenciales (omega-6), grasas monoinsaturadas (omega-9), aminoácidos, minerales (calcio, hierro, fósforo, potasio) y fibra. Esta composición, rica en principios antioxidantes, la hace tener uno de los mayores valores ORAC del mundo. Presenta una mayor concentración de antioxidantes que el vino rojo, su poder antioxidante es 30 veces superior al de las antocianinas.

Comercialización en herbolarios

Newsletter

Recibe los nuevos contenidos de Herbolario Allium por correo electrónico:

 

Contacta

  • Avda de Barranquilla, 13
    Madrid, 28033, España.
  • (+34) 91 381 10 92
  • Herbolario Allium - Aviso Legal

Sobre Nosotros

Herbolario Allium es un negocio para la comercialización de productos de fitoterapia, cosmética natural, dietética especializada, nutrición ortomolecular y productos ecológicos. Más información

 
 

Redes Sociales