Bambú

El 25% de la corteza terrestre está formada por sales de silicio. Es este mineral el aporta rigidez a diferentes plantas como la cola de caballo o el bambú. Nuestro organismo contiene 0.24 grs. de silicio que forma parte de las células cerebrales y del tejido conjuntivo, sobre todo de los tendones, paredes arteriales y cartílagos. La presencia de silicio en el organismo se concentra en huesos y dientes, aunque también está presente en la piel, el cabello y las uñas.

El silicio también recibe el nombre de sílice o silicea y en la naturaleza se presenta en forma de mineral de cuarzo, y al igual que muchos otros minerales no puede tomarse de forma ponderal, es decir, como mineral tal cual, sino en forma de oligoelemento. Se trata de un oligoelemento esencial, es decir, que es imprescindible para nuestra salud.

Pero el silicio no es solo un oligoelemento esencial para nuestra salud sino que además constituye un instrumento terapéutico que ofrece muy buenos resultados en distintas ramas de la medicina. Aunque ya los egipcios conocían las propiedades terapéuticas del silicio no es hasta mediados del siglo XX que se pudo desarrollar la silicioterapia. Esto fue así porque hasta 1957 no se pudo obtener una molécula de silicio orgánico, única forma en la que este mineral puede ser absorbido por el hombre y alcanzar toda su eficacia terapéutica. En ese año, 1957, el químico e ingeniero Norbert Duffaut, primer catedrático de química orgánica y órganometálica de la Universidad de Burdeos en Francia, logró sintetizar una molécula de silicio orgánico que luego fue perfeccionada y mejorada con la colaboración del geólogo Loic Le Ribault a quien se considera creador de la silicoterapia.

Sus beneficios son numerosos y abarcan numerosas partes de nuestro organismo:

  • Fortalece el sistema inmune
  • Fortalece uñas, dientes y cabello
  • Actúa en la totalidad del organismo reequilibrando sus deficiencias
  • Como protector cardiovascular y en enfermedades reumáticas confiere integridad al tejido elástico de la arteria, determina la elasticidad de la misma, la impermeabilidad frente a los lípidos y los depósitos de calcio y mantiene la integridad enzimática que protege al tejido arterial de los cúmulos de grasa. Por esta razón actúa de forma eficaz contra la hipertensión y el colesterol.
  • Ayuda a disminuir el dolor y la inflamación y provoca una gradual regeneración del cartílago de las articulaciones afectadas por lo que es de gran ayuda en el alivio en la dificultad de movilidad asociadas a las patologías articulares como la artrosis, artritis, fracturas óseas, reumatismo, problemas de cartílago o de tendones. Podemos decir que el silicio actúa no solo como analgésico calmando el dolor si no también como antiinflamatorio con la ventaja de ser completamente natural y no tener ningún efecto secundario indeseable. Un aporte de silicio asegura una buena salud articular previniendo su degeneración además de fortalecer y flexibilizar los huesos disminuyendo su porosidad e incrementando la fijación de los minerales en los huesos.
  • En tratamientos cosméticos y de estética de la piel, el silicio es un elemento que está presente de forma muy elevada en la epidermis, la dermis y el cabello lo que hace que aumente la resistencia química de la queratina. El silicio reorganiza las membranas celulares haciéndolas mas resistentes a los radicales libres y por tanto al envejecimiento. La unión de las moléculas de silicio a las proteínas y otras sustancias presentes en la piel y rodeadas de moléculas de agua hacen que formen una especie de tejido capaz de mantener la hidratación de la epidermis. Así mismo estimula el funcionamiento de las células de la dermis y del folículo piloso por lo que es habitual encontrarlo en formulas de productos reafirmantes de cuello y senos, así como en productos anticelulíticos, antiestrias y en tratamientos de regeneración capilar. Estudios clínicos avalan su eficacia en el tratamiento de la caída del cabello y la disminución de la seborrea del cuero cabelludo.
  • También ayuda a calmar la acidez de estomago así como alivias los síntomas de las ulceras.

El silicio es uno de los minerales que primero y en mayor cantidad perdemos cuando hay alguna deficiencia en nuestro organismo. Según algunos de los estudios realizados un déficit de silicio puede ser responsable de la aparición de forma reincidente de patologías oculares como la conjuntivitis, la blefaritis (inflamación de los parpados), orzuelos.

En cuanto a las fuentes de silicio los cereales integrales y en especial la avena son las fuentes más ricas en este mineral: las legumbres y algunas hortalizas como la remolacha, la patata, las coles de bruselas o los brotes de alfalfa también tienen una concentración importante de silicio. Entre las plantas medicinales destaca sin lugar a dudas la cola de caballo y le sigue de muy cerca el bambú como fuente natural de silicio. Así la cola de caballo puede llegar a contener hasta un 60% de silicio.

Por ultimo cabe mencionar que el Laboratorio de Toxicología y Salud Medioambiental de la Facultad de Medicina de la Universidad Rovira i Virgili de Tarragona tras mas de cuatro años de estudios y ensayos clínicos han demostrado que un suplemento de silicio en la alimentación puede tener efectos preventivos frente al Alzheimer. Estas investigaciones han demostrado que el silicio es capaz de evitar o neutralizar la acumulación de aluminio en el cerebro y en los tejidos nerviosos que parece ser que es uno de los desencadenantes de esta patología.

En resumen podemos decir que siendo muchos los beneficios del silicio orgánico resulta especialmente indicado en casos de artritis, artrosis, osteoartritis, trastornos coronarios y aorticos, arteriosclerosis, aneurismas, esguinces, desgarros musculares, osteoporosis, fragilidad capilar, fragilidad de las uñas o fracturas óseas.

Comercialización en herbolarios

· Silicium España.  Consultar su catálogo de productos... 



 

tiendavirtual50

Gastos de envio 3 euros.

Envíos gratis en compras superiores a 70 euros

Ver nuestras ofertas!!

Trucos Naturales

Importante

La información presentada en esta web es con fines informativos y educativos y no intenta reemplazar el consejo o tratamiento médico. 

Se aconseja que antes de iniciar un programa de salud se debe consultar a un profesional.
 
No se recomienda el uso combinado de suplementos herbarios o nutricionales y medicamentos de prescripción sin el consentimiento de un especialista.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies . Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos, consulte nuestra política de privacidad.

Acepto las cookies de este sitio.