¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

En las antiguas civilizaciones orientales, hombres sabios amantes de la naturaleza, que en su entorno es muy rica, practicaron concienzudamente el arte de curar, seleccionando y extrayendo de las plantas, substancias activas que les permitieron afrontar de forma eficaz la casi totalidad de las dolencias.

En India la resina del árbol boswellia serrata ha sido utilizada desde hace mucho tiempo en la medicina tradicional (aryuvedica)  como anti-inflamatorio

El harpagofito (harpagophytum procumbens) o garra del diablo tiene propiedades antiinflamatorias, analgésicas y antirreumáticas efectivas. Alivia los dolores musculares, artrosis, reumatismo, articulaciones, fibromalgias, gota y de contusiones. 

La yuca filamentosa ha sido usada tradicionalmente como uno de los principales recursos de los indios nativos del sudoeste de Estados Unidos y el norte de México donde ya se usaba en la antigüedad el jugo de su raíz y sus tallos como laxante natural y como remedio para depurar el organismo o combatir el dolor.

El principio activo del bambú es el bambosil que tiene una acción regenerativa sobre las articulaciones, estimula la síntesis del colágeno por el tejido óseo y conjuntivo facilitando la reconstrucción del cartílago destruido por lesiones articulares como puedan ser la artrosis, la artritis, los reumatismos o las descalcificaciones.

Te recomendamos