¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

La rosa mosqueta (Rosa Affinis Rubiginosa) es una ayuda eficaz para contrarrestar la formación de las arrugas, hidratar la piel, eliminar las manchas en la piel y prevenir los síntomas del paso de forma natural. También es usado para sanar heridas, úlceras tróficas, cicatrización de incisiones quirúrgicas, lesiones cicatriciales del acné o varicela.

El primer uso que se dio al Aloe vera en Egipto, Grecia y Roma fue el externo, para acelerar los procesos de cicatrización de las heridas tanto en el hombre, como por ejemplo en los caballos.

El aloe o sábila crece en las zonas más desérticas de África, en especial en Provincia del Cabo (Sudáfrica), en las montañas del África tropical y Barbados,  es un género de la familia liliáceas con alrededor de 400 especies. 

Desde tiempos inmemoriales el hombre ha atribuido al caracol propiedades especiales, principalmente aquellas relacionadas con el cuidado de la piel.

Se sabía que los cultivadores de caracoles curaban rápidamente los pequeños cortes y heridas que se producían en el manejo de estos animales. Es más, la piel de sus manos mantenía un correcto trofismo e hidratación, a pesar del duro trabajo realizado. Todo ello hizo pensar que había algunas sustancias específicas en esta secreción que comunicaban a la piel su papel protector y estimulante.

Las nueces de macadamia  son originarias de Australia y tienen un sabor muy agradable. Comparando con otros tipos de nueces, aportan a la dieta los niveles de grasas monoinsaturadas más altos y más bajos en ácidos grasos omega 6.

El aceite de hipérico es ideal para el cuidado de las pieles sensibles e irritadas. Su aplicación calma, tonifica, suaviza la piel y la protege de las agresiones externas.