¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto
  • Abr 2, 2019

¿Cómo se reconoce un buen producto de Aloe Vera?

Aloe Vera Aloe Vera Foto de Herbolario Allium

(Fuente: Productos naturales Jenny) En el mercado encontramos productos de aloe vera procedentes de concentrados en seco de la planta, a los cuales se les añade agua (en una proporción de 200 de agua por 1 de concentrado de aloe vera).

Las normas de fabricación de zumos permiten aún denominar "zumos" a estas mezclas, sin declarar en la lista de ingredientes el agua corno ingrediente principal. Por ello, encontramos productos denominados como "Aloe Vera 99,9%", lo que lleva a confusión al consumidor, ya que el extracto de la planta está en una mínima parte y todo el resto está compuesto de aditivos, mezclas y agua.

El método productivo de extracción de las hojas enteras de la planta es un largo y costoso proceso de fileteado a mano, lo cual nos garantiza la correcta procedencia del extracto de aloe vera.

Muchas veces los productos de aloe vera con el texto "100% natural" no proceden de una previa elaboración y extracción óptima, ya que el producto final no contiene todas las partes de la planta, más bien al contrario, es fruto de disoluciones y mezclas.

¿Cómo se elabora un producto de Aloe Vera 100% natural? El procedimiento correcto para poder obtener los beneficios eficaces de la planta debe contar con una serie de fases determinadas.


Ver o comprar productos de Jenny / D'Shila en tienda online

Ver o comprar productos de Jenny / D'Shila en tienda online

Tras la recolección del aloe vera y tener la planta en el laboratorio, éste pasa a una selección y lavado exhaustivo de la planta y seguidamente se procede al laborioso trabajo manual de la extracción del filete (parte interior de la planta), para conseguir el jugo fresco de cada hoja.

Posteriormente se procede al triturado de cada filete hasta alcanzar un gel puro y con el mínimo de estabilizantes. El gel es guardado en envases opacos y herméticos con el fin de evitar el contacto con la luz y el aire, ya que la planta de Aloe Vera es susceptible a los cambios de temperatura y su oxidación provocaría la pérdida de sus beneficiosos principios activos.

En una fórmula adecuada se debe añadir el máximo y justo necesario que nos permita la fórmula del producto, ya que cada formulación requiere un porcentaje adecuado de aloe vera según la composición de sus principios activos; y siempre partiendo de la base de que dicha proporción esté compuesta por la máxima pureza de jugo de aloe vera sin disoluciones ni aditivos.

Propiedades del aloe vera y el cuidado de tu piel

Foto de Herbolario Allium