¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Las acelgas (Beta vulgaris) es una verdura de hoja verde de uso frecuente en la dieta mediterránea. Se caracteriza por su alto contenido en sales minerales, fibra y vitaminas.

La lenteja (lens culinaris) es una legumbre rica en fibra que sacia, es baja en calorías y aporta hierro, magnesio, proteína vegetal y ácido fólico. Es uno de los ingredientes básicos de la dieta mediterránea.

La remolacha (Beta vulgaris) es fuente rica de antioxidantes, así como nutrientes como el ácido fólico, vitamina B6, fibra, manganeso, potasio, vitamina C y hierro.

El alga Klamath o alga verdiazul (Aphanizomenon Flos Aquae), es un alga rica en ácido fólico, vitamina B y clorofila. Aumenta la vitalidad en periodos en los que el organismo necesita más energía, tiene una función inmunomoduladora y antioxidante y aporta aminoácidos altamente asimilables.

La naranja es el fruto que se obtiene del naranjo dulce (citrus sinensis), árbol originario de China y cuyo cultivo se ha extendido en numerosas regiones cálidas al necesitar una temperatura media de 14 grados.