¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

La drosera (drosera rotundifolia) es una planta que ayuda a calmar la tos seca o irritativa. Se usa en caso de tos ferina, tos espasmódica, bronquitis y faringitis. Asímismo, su empleo como antibacteriano la hace una planta muy efectiva contra los estafilococos y los estreptococos.

El saúco (Sambucus nigra L.) es un arbusto caducifolio que alcanza hasta los ocho metros de alto de copa ancha y espesa con la corteza rugosa que crece a los márgenes de los bosques, prados o caminos presentes en toda Europa.

Las flores de saúco, por sus propiedades sudoríficas, antitusivas, expectorantes y antiinflamatorias, resulta beneficioso en catarros, gripe, amigdalitis, bronquitis y ayuda a bajar la fiebre. Además, es estimulante de las defensas.

El grosellero negro (Ribes Nigrum) Se trata de un arbusto de hojas palmeadas que crece principalmente en Estados Unidos, Polonia, norte de Inglaterra y Escocia. Sus frutos, las grosellas, se han utilizado desde antiguo para la preparación de mermeladas y jaleas ya que constituyen una buena fuente de vitaminas y minerales.

La menta (Mentha x piperita L.) es una planta con un aroma refrescante utilizada tradicionalmente para los resfriados y gripes. También se usa ampliamente en repostería como aromatizante. La menta piperita facilita la digestión, alivia las nauseas, gases, vómitos y el dolor. 

El eucalipto (Eucalyptus globulus labill) es un árbol de un gran porte originario de Australia. Se introdujo en Europa a finales del siglo pasado principalmente para sanear las zonas pantanosas con el fin que absorbiera el agua y posteriormente se expandió su cultivo para la elaboración de papel.

Te recomendamos