¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Os adjuntamos la siguiente video creado por Sória Natural sobre seis infusiones que te ayudarán a cuidar tu aparato digestivo.

El perejil (Petroselinum crispum), es una de las plantas aromáticas más usadas en la gastronomía mundial. Su tallo es estriado, puede alcanzar hasta un metro de altura y tiene unas flores de color amarillo-verdoso.  

El perejil favorece la digestión, abre el apetito y elimina flatulencias. Se consume tanto crudo como en guisos e infusiones, siendo recomendable su consumo crudo ya que así no pierde sus propiedades (lisina, rutina y vitaminas A, B1, B2, C y D).

El anís estrellado (Illicium verum) es útil en caso de digestiones pesadas, fermentación intestinal y flatulencias. Por su acción ligeramente antiespasmódica alivia los espasmos de los órganos huecos (vesícula, estomago, intestino, útero...).

El hinojo (Foeniculum vulgare), es una planta originaria de la zona meridional de Europa, principalmente de la cuenca Mediterránea. Es perenne y con un olor anisado muy característico, es de color verde y puede llegar a medir dos metros de altura, sus flores son amarillentas creciendo en ramilletes.

El jengribre (Zingiber officinale), es una planta originaria de la India e introducido en China, usado durante miles de años como medicina y alimento. Su uso en occidente data a principios de los ochenta, cuando un científico descubrió por casualidad durante un resfriado que ésta planta disminuía las náuseas siendo uno de los tratamientos naturales para tratar los mareos y vómitos por el transporte, durante el embarazo o por los efectos de la quimioterápia.

Te recomendamos