¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

La capuchina (tropaeolum majus) es una bella planta originaria de Perú y muy extendida como planta de jardín. Sus hojas  contienen altos niveles de vitamina C y minerales, razón por la que se ha usado para tratar el escorbuto.

El tomillo (Thymus vulgaris) es una planta perenne de la familia de la menta con tallos leñosos que vive en suelos pobres y pedregosos de regiones secas originaria de la zona mediterránea occidental. Se usa la planta florida para el tratamiento de resfriados y trastornos digestivos.

El pomelo o toronja (citrus paradisi) es una fuente natural de vitamina C, potenciada por la acción del ácido cítrico que contiene. Estudios indican que puede ser beneficioso para la salud, incluida la pérdida de peso y reducir el riesgo de enfermedad cardíaca.

La acerola (Malpighia emarginata) es la fruta que más contenido de vitamina C tiene pudiendo llegar a tener hasta 4827 mg por 100 grs de frutos, es decir, unas 20 o 30 veces más que la naranja. 

Cuando se trata de la vitamina C, la mayoría de nosotros conoce sus beneficios en el tratamiento preventivo de resfriados, gripe e infecciones.

Pero la vitamina C puede ser de gran valor en otros muchos problemas de salud como las alergias, ayudando en la desintoxicación de la histamina, la curación de heridas, promoviendo y estabilizando el colágeno y como antioxidante, eliminando los radicales libres y protegiendo a las células de la oxidación.