¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto
Aunque los complementos alimenticios no previenen, curan ni tratan la COVID-19, la pandemia ha cambiado las tendencias de consumo de 2020 en cuanto a alimentos y nutrientes para mejorar la salud.
La OMS ha lanzado una iniciativa apoyada por la Asociación Internacional de complementos alimenticios para reducir en un 50% la anemia en las mujeres para el 2025.
Debido a las inquietudes de la población sobre el acceso equitativo a la sanidad y los efectos adversos de tratamientos farmacológicos, el objetivo de esta revisión ha sido evaluar los estudios clínicos publicados y en curso, que existen sobre vitaminas y otros suplementos para el tratamiento de la COVID-19.
En la década de los sesenta, se comercializó por primera vez la monolaurina como suplemento nutricional y hoy se vende en todo el mundo para el apoyo de la función del sistema inmunitario y el equilibrio de la microbiota intestinal.
La Organización Mundial de la Salud declaró la pandemia a nivel mundial por COVID-19 el 11 de marzo.  A 23 de septiembre de 2020, el coronavirus se ha propagado rápidamente entre más de 31.000.607 personas de 202 países y ha causado alrededor de 971.000 muertes. Los nuevos casos y muertes por coronavirus aumentan de forma exponencial. 
La Organización Mundial de la Salud (OMS) continúa buscando soluciones para acabar con la COVID-19. Una de sus últimas actuaciones ha sido la de aprobar un protocolo para autorizar los ensayos clínicos de fase III que probarán la eficacia de las plantas medicinales en la batalla contra la enfermedad.
(Fuente: Fundación Española del Corazón) El ajo es un ingrediente muy apreciado en la cocina mediterránea gracias a su aroma y sabor. Pero además, el ajo ha sido considerado durante siglos un potente alimento con diversas propiedades curativas. Y ahora, según un reciente estudio, podría ayudarnos también a reducir el colesterol total y los triglicéridos.  Leer más... Importante: La información…
(Fuente: Productos naturales Jenny) En el mercado encontramos productos de aloe vera procedentes de concentrados en seco de la planta, a los cuales se les añade agua (en una proporción de 200 de agua por 1 de concentrado de aloe vera).
El cabello está en constante renovación. Para que se mantenga sano, fuerte y con vitalidad necesita un aporte de nutrientes adecuado. Un cabello nutrido es más resistente a la caída y rotura y un cuero cabelludo purificado es menos propenso a alteraciones como la formación de caspa.
Los bebés recién nacidos con una carencia de vitamina D tienen mayor riesgo de padecer esquizofrenia más adelante, según demuestra un estudio australiano-danés.

Te recomendamos