¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

(Fuente: El Granero Integral) "Al no comer carne, ¿cómo facilitas al organismo las proteínas que éste necesita?". La respuesta es muy sencilla, puesto que existe una gama muy amplia de alimentos que aportan las sustancias necesarias.

El kale, berza, col gallega o col rizada (Brassica oleracea) es un vegetal que pertenece a la familia de las crucíferas como la col o el brócoli.

Es una fuente importante de calcio, boro y vitamina C que ayuda a fijar el calcio en los huesos. También tiene propiedades antiinflamatorias, protege de enfermedades cardiovasculares regulando los niveles de colesterol en la sangre.

La quínoa o quinua (Chenopodium quínoa) es un pseudo cereal procedente del altiplano boliviano, donde se cultiva entre 3000 y 4000 metros de altitud. Fue el alimento básico de los Incas durante miles de años. Las civilizaciones precolombinas ya lo cultivaban hace 5.000 años y lo veneraban como un grano sagrado; en quechua, quínoa significa “cereal madre”.

El mijo es un cereal originario de la India, muy extendido por todo el continente asiático. Entre sus cualidades destaca la de contener un alto porcentaje de proteínas y los ocho aminoácidos esenciales, y la vitamina A. Es uno de los cereales más completos y de mejor digestión.

El tempe o tempeh es un alimento muy digestivo resultado de la fermentación del grano de soja por medio de un moho (rhizopus oligosporus), que se encuentra en la misma raíz de la planta.

Te recomendamos